espejismo en Atacama

de la chilena extraviada

No es por lujo 18 de noviembre de 2007

Filed under: General — Andrea Amosson, co-owner Angels and Bees @ 10:02 PM

Entonces, así, muy segura con las poquitas lecciones del idioma serbocroata y sabiendo que es mejor la consulta temprana, hago mi primer llamado telefónico a la consulta del ginecólogo.

– Hallo.
– Dobar dan. Bla bla bla…no recuerdo qué dije ni cómo lo dije, sólo que resultó. Tenía una cita con el doctor Simon, el lunes a las 11 horas. Perfecto.
Al día siguiente me encontraba yo revisando el mapa para descifrar este laberinto llamado Beograd o ciudad blanca. Allí, donde jamás me imaginé, encontré la oficina de mi nuevo médico…Sí, estaba yo bien y no es por lujo que siempre te dicen que una vez que te cambias de barrio (ciudad, país, continente), debes aprovisionarte de un peluquero, un zapatero, una panadería y, por supuesto, un buen galeno para las revisiones técnicas. Entonces, estaba yo bien. Abordé el taxi, le di la dirección al chofer y culminé en la puerta de este lugar, en un sector muy arboleado y sin muchos semáforos.

-Dobar dan, izvolite.
¿Qué se responde? Ya no me acuerdo…¡ah! ¡Sí! ¡gracias! Es decir Hvala. – Más simple de lo esperado. Creo que la recepcionista habla inglés…bendiciones.
A los pocos segundos aparece mi doctor Simon, que no es serbio, ni croata, es alto, como los de aquí, pero de tez morena y ojos pequeños. 

-Good morning, ¿qué necesita?
Mi explicación en inglés, luego de un balbuceo en su idioma que el médico no me compró, es detallada y con una buena descripción de todos mis síntomas. Y aunque estoy segura de usar bien las palabras, ¿cuál será el problema? El médico, que resultó ser de Tailandia, se ve curioso.

-Entonces usted necesita una revisión ginecológica…
-Sí, por supuesto – …Cri cri, los grillos cantan… – No me diga que usted no es ginecólogo…
-Pues no, soy cirujano plástico, creo que ha habido una equivocación.
-¡Ja ja ja! – Ya le he explicado toda mi sintomatología, somos íntimos, casi hermanas – Yo hablé con su secretaria…
-Sí, lo sé, evidentemente no se han entendido.
-Así veo, pero ya que estoy aquí, porque no me saca un poco de acá – digo apuntando el estómago- y me lo pone acá detrás…Ja ja ja… – mi doctor Simon no se ríe. Me mira serio.
-Uf…disculpe es una broma. Sabe dónde puedo ver un ginecólogo.
-Sí claro, le puedo contactar con uno…
-Molim vas… – o por favor en nuestro nativo español.

Luego de entradas y salidas de la oficina y algunos retos a la secretaria, que “porqué no ha usado el inglés conmigo, que yo sí hablo inglés” y ella que replica, “sí, pero ella dijo que no habla inglés, sólo un poco de serbocroata” (mi viejo truco para practicar el idioma no ha dado buen resultado, puedo corroborar) y ya está de vuelta.

-La doctora tiene hora hoy a las 19.00. En Dedinje. ¿Usted ubica?
-No, pero tengo un buen chofer – respondo pensando en K.
-Pues bien, disculpe el malentendido.
-Nema problema.
-Nema problema, Simon dice.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s